Después de Ruth y José, Yéremi Vargas y Sara Morales

El Sindicato Unificado de Policía (SUP)  pide revisar las pruebas realizadas en 2010 a los restos óseos encontrados en Jinamar (Gran Canaria) para saber si están relacionados con las desapariciones   de Yéremi Vargas y Sara Morales

Después de Ruth y José, Yéremi Vargas y Sara MoralesDespués de Ruth y José, Yéremi Vargas y Sara Morales
Después de Ruth y José, Yéremi Vargas y Sara Morales
Pozo de Jinamar (Gran Canaria) donde se encontraron
restos óseos mientras se buscaba a la joven desparecida
Sara Morales / Foto: José Luis Sandoval

Las pruebas realizadas a esos huesos, hallados mientras se buscaba a Sara Morales, determinaron que no se trataba de restos humanos, por lo que se descartó su conexión con las desapariciones de la joven de Las Palmas de Gran Canaria y del niño de Vecindario.

Sin embargo, el SUP se pregunta hoy, “visto el error” cometido en el caso de la desaparición de los niños Ruth y José en Córdoba, si no sería necesario “revisar todos los restos óseos encontrados (en otras investigaciones) y que hayan sido descartados por cualquier servicio de policía científica de cualquier policía española o Instituto Forense, que aún estén localizados”, y analizar de nuevo las pruebas periciales practicadas.
Y, a renglón seguido, recuerda los casos de Sara Morales y Yeremi Vargas y los análisis que se hicieron a los restos de Jinámar.
Revisar esos estudios, argumenta el sindicato mayoritario en el Cuerpo Nacional de Policía, daría “tranquilidad a las familias de estas y otras personas desaparecidas y, puesto que cabe suponer que la mayoría de peritajes hayan sido acertados, y transmitiría confianza en las fuerzas de seguridad”.
El SUP se declara partidario de revisar las prácticas operativas y los protocolos de las investigaciones policiales con el objetivo de evitar errores como el cometido en el caso de los niños de Córdoba.
El sindicato policial mayoritario en el cuerpo se muestra muy crítico con la carencia de protocolos de actuación policiales un día después de conocerse que dos informes antropológicos hayan dado un vuelco a la investigación al identificar restos de niños y no animales, como en un principio determinó la Policía Científica, en una hoguera.
“No vale que se diga ahora que un antropóloga forense dictaminó por error que los restos óseos hallados eran de animales y no seres humanos”, ha subrayado el SUP, que considera “imprescindible” una revisión de las prácticas policiales.
En este sentido defiende que debería haber protocolos que garanticen que el primer informe es revisado por una segunda persona y ratificado por un superior.
El SUP considera lo ocurrido en el caso de los niños “un fallo de sistema de funcionamiento del conjunto de la Policía, de ausencia o incumplimiento de protocolos rigurosos que no es admisible en un país desarrollado”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s